domingo, 7 de febrero de 2010

50. TAZART, LA HIGUERA.



Generosa y rústica.
Tazart, la higuera de los beréberes norteafricanos, crece entre nosotros. Las he visto en todas las islas.
A veces escuálidas y moribundas y otras frondosas y protegidas por murallas, por castillos inaccesibles al ganado. Obras del hombre agradecido y protector de sus producciones, los placenteros higos.
Higos maduros, higos secos, fieles compañeros de las aventuras aborígenes y de los actuales isleños.
También las he visto salvajes, entre riscos, colgadas, alimentos de naturaleza autóctona.
Igual que ella misma.
Aunque muchos lo dudan, quizás Tazart llegó primero que el hombre a Canarias, semillas transportadas por aves que anidaron en cualquier risco canario, después de cruzar el brazo de mar que nos separa del cercano África.
Nombramos muchos lugares con su nombre.
Sin duda, el más antiguo, Tazarte, suena igual en muchos lugares del Marruecos del Sur.

Está Tazarte, a 60 kms al noreste de Marrakech, Amane Tazarte y Akka n´ Tazarte en el Atlas marroquí.
Frutos, lugares, plantas, hojas de una misma geografía.
Hilos invisibles que también nos unen a los hombres de
esa geografía, a los del pasado y a los del presente.



Mas info:
Actualizacion 15 febrero 2013: Tasarte, toponimo canario de origen amazighe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Compartir