sábado, 1 de octubre de 2016

183. Programa para un Master en Nubes.

Máster en nubes.
Física. Porqué se disponen con tal regularidad en el cielo?
Porqué hay trozos de cielo que las rechazan..cielos limpios, azules, nítidos...sin mácula....?
Química nebulosa.
Son tirajalas. Fragmentos de algodón. Qué fuerzas las enlazan y cuales las separan?
Cartografia de nubes. Porqué se disponen en estratos.? Porqué adoptan tantas morfologías? 

Porqué a veces hay una solitaria como un guardián sobre una montaña?
Poética nubosa. Porqué inspiran tanto estos celajes? Qué atracción ejercen sobre nuestra psique? Serán nubes las ideas pasajeras? Qué nos traerá Juno de ese mundo de nubes que es Júpiter?
El master incluye vuelos continuos por todo el planeta.
Atravesar cielos marinos y terrestres  en toda su diversidad.
Sólo paradas técnicas para repostar....
                                      
¡¡Me apunto ya.¡¡
Tripulación de cabina.
Armamos rampas y crotkhes¡¡

Más info:

jueves, 22 de septiembre de 2016

182. Árboles y Jardines de Las Palmas de Gran Canaria

Adjunto en pdf 1 y pdf 2 el artículo publicado en La Provincia del domingo, 18 de septiembre de 2016. Añado aquí -fuera de programa que diría Les Luthiers - los pies de foto completos, reducidos en el texto publicado, y que ayudan a entender mejor algunas imágenes.


Pdt: Otra errata en el artículo se refiere a Hermman Wildprett que fue Bisabuelo - no abuelo- de Wolfredo Wildprett de La Torre.

Relación de pies de fotos y figuras
1.- Los jardines que Vegueta perdió entre las Huertas de Matagatos y la plaza de Santa Ana, siguen hoy desapareciendo bajo el cemento y la edificación.


2 .- Bello ejemplar de Cycas circinalis, uno de los mayores del archipiélago, en el patio del Hospital San Martín. Los patios interiores del mismo también acogen una variada muestra de flora exótica.

3. Aspecto general la Ceiba de Vegueta (Ceiba pentandra ), existente en el jardín particular de la antigua residencia del Obispo Verdugo.


4. Espectacular ejemplar de Araucaria de Cook (Araucaria columnaris) plantada en el jardín de Ponce de León, uno de los mas bellos y variados de los que existieron en Vegueta.


5. Otro de los árboles singulares del jardín de Ponce de león, Pachira cf. aquatica. Otros ejemplares de Pachira, (Pachira alba) citados por Juanito Ficus en los años 50, desaparecieron cuando se construyó el Pabellón de la Fundación Mapfre.


6. El mamoncillo ( Meliccosus bijugata) es un árbol sudaméricano que sobrevive en el márgen del Guiniguada. Este ejemplar es masculino faltando el congénere fémino que diese sus peculiares y sabrosos frutos.

7. El Claustro de la Catedral esconde tras de sí un espacio, el Jardín del Obispado, que debería recuperarse para uso público.


8. La Alameda, primero de Santa Clara y después de Colón, fue uno de los bulevares arbolados señoriales de esta ciudad. Su jardineria fue propiciada en su época por Domingo Déniz Grek y Hermann Wildprett. (Archivo fotográfico El Museo Canario)

9. El Jardin de Cayetano de Lugo, parte del cual sobrevivió hasta los años 60, fue visitado por Daniel Morris en 1895 y lo consideró como "una arboleda de plantas tropicales que uno podría encontrar en cualquier isla de las Indias Orientales."(Archivo fotográfico El Museo Canario)

10. La palmera que crece frente al pórtico de entrada del Hotel Reina Isabel es lo único que se salvó del antiguo Jardín de Villa Carmen, en el paseo de Las Canteras, visitado por David Fairchild en 1925.



domingo, 11 de septiembre de 2016

181. Réquiem por Los Dos Palmitos de Jorge Oramas.

Hecho polvo.
 Literalmente.
Han mordido el polvo los Dos Palmitos de Jorge Oramas.

Acabo de llevarme un mazazo visual.
Siempre destacaban allí cuando realizaba mi paseo por esta parte de la ciudad.
De pronto el paisaje está vacío.
Los dos hermanos palmitos, hermosos machos de su especie han caído juntos.
Como habían crecido...

Ayer se levantaban altivos contra el barrio de San Nicolás.
Hoy yacen partidos y destrozados en el suelo de un espacio libre abandonado.
¿Cuantas veces más habrá que hacer réquiem por los símbolos vegetales de esta ciudad?

Soy un ciudadano más de esta ciudad atlántica,  estudio y admiro la ciudad donde vivo.. descubro cada día historias nuevas sobre su pasado..sobre compatriotas que dejaron huella en sus esquinas..y mi mirada cambia con cada nuevo dato que descubro..me reencuentro con nuevas ciudades en mi vieja ciudad...











Esos dos palmitos que escaparon a la construcción de la Autovía en los 60 porque un joven pintor los había reflejado en un cuadro ya famoso esperaban algo más de sus conciudadanos..

Pero llegamos tarde..
Mientras con mucha pompa y circunstancia una llamada concejala de Parques y Jardines de Las Palmas de Gran Canaria mira para otro lado.

Con ella van los céspedes y los pinos marinos.....

sábado, 3 de septiembre de 2016

180. En defensa del arbolado urbano de LPGC


Cuelgo por aqui  el magnífico reportaje que publica hoy en La Provincia Amparo R Moreno sobre la eliminación del jardín de la antigua sede de Televisión Española en Canarias, uno de los más importantes de Ciudad Jardín. 

Debajo se publica íntegro el "Manifiesto en defensa del patrimonio natural de Las Palmas de Gran Canaria", que hemos echado a rodar algunos artistas, arquitectos, biólogos y periodistas

Por si alguno de ustedes que no lo haya firmado considera ahora que vale la pena hacerlo o incluso difundirlo por sus redes, vuelvo a pasar el enlace de change.org

https://www.change.org/p/ayuntamiento-de-las-palmas-de-gran-canaria-en-defensa-del-patrimonio-natural-de-las-palmas-de-gran-canaria

viernes, 2 de septiembre de 2016

179.- Vueling 3000 Gran Canaria-Barcelona. Parte de Vuelo

7.00 am.

Amanecer volando. Pasamos sobre Fuerteventura, una isla dormida. Negro relieve con un manto nuboso que se despereza con los rayos del sol en el lejano horizonte.
Los primeros rayos iluminan el avión.
Lobos duerme frente a Corralejo. Seguramente los pescadores de viejas habrán iniciado la ruta al pesquero. El barco desde Playa Blanca ya atraviesa el estrecho entre las dos islas.
Con el arrullo de las toberas del avión el día se viene arriba y el azul intenso cobra fuerza sobre el manto de nubes.

La costa marroqui a esta hora con el sol de frente tan solo es un trazo plateado que se difumina a ratos. Cerca del litoral hacia el interior del continente a veces restalla el brillo de un tramo de oued o una laguna interior....
En el mar el reflejo del oleaje esconde extraños círculos y veredas....
Pasamos por Safi con el puerto y un gran barrage brillando detrás.
8.15 am.
La ancha meseta marroquí la cubre una delgada capa nubosa a modo de gran panza de camello quizás de origen anticiclónico como los alisios.
Ahí fuera algo de viento crea turbulencias que hacen mover la estructura del avión. Nada grave hasta el momento. Vuelo suave y sereno..
Me viene a la mente el relato que hace Rubió i Tudurí de su viaje en un DC-3 a Dakar haciendo escalas en toda la costa atlántica..
Esos vuelos de los 60 iban a 3000 metros disfrutándose mucho más por la cercanía  las vistas aéreas sobre el continente africano..
8.37
Volvemos a tener contacto con tierra. Nos acercamos a las estribaciones del Rif.

La nube choca contra los relieves litorales y lineas montañosas se destacan difuminadas por la niebla de valles interiores.
Volamos sobre Tánger y allá arriba una línea sinuosa de carretera indica la ruta a seguir hasta Tetuán.
Reflejos dorados vislumbran allá atrás la entrada al Mediterráneo.
Las carreteras y los barrages resaltan como trozos de papel plateado sobre el relieve.
Los Djebel del Rift resaltan contra los trozos de nubes que los rozan.
La luz inunda un paisaje de llanos y montañas pobladas.

8.51
Cruzamos el estrecho a la península. Cambio de vientos. Muchas turbulencias en este tramo.
El litoral mediterráneo se asoma dando a conocer otro mundo más urbanizado, más europeo...
Invernaderos a cientos se reflejan a esta hora de la mañana.
Valles con embalses discurren paralelos al litoral alicantino y murciano..

Sierra Nevada aparece limpia de nieve y algunas lagunas y arroyos brillan al sol.
Guadix verde y urbana se asienta en el lecho de un río y los marrones y pálidos dominan las terrazas de estos relieves andaluces..


Como dendritas los cauces van royendo el suelo y los cultivos cerealistas se adaptan a sus bordes.

Anchos valles dejan en su centro los relieves fluviales y asentamientos dispersos se reparten por el paisaje.
Las sierras y cordones montañosos frenan su avance en altura.

 Embalse de Argos, Moratalla, Canara...

Sierra del Puerto y de Cabeza del Asno -precioso anticlinal roto en medio, que recuerda a otro allá cerca de Marrakesh-, embalse de Camarillas,.

Y por último las tierras alicantinas con Jumilla en  un valle y Sierra del Buey, y Sierra Larga, Sierra del Carche, Sierra de La Pila y entre nieblas matinales traidas desde el litoral mediterráneo las Sierras de Orihuela y Callosa...
lugares desconocidos hasta ahora en estas rutas Gran Canaria-Barcelona.

9.30
Llegamos al litoral valenciano.
Las brumas litorales aun no se han disipado y da contraste a estos relieves y sierras litorales. Una de ellas muere en el mar. Quizás en el Peñón de Ifach.

El verde amarronado de La Albufera con sus bordes geométricamente cultivados y su frente litoral urbanizado aun mantiene retazos de nubes.
El macropuerto de Valencia es el colofón del viaje.
Enfilamos la costa hasta nuestro destino.
Nos esperan abrazos y bravas.
Cariños y mimos.
Somos padres en ejercicio.
Contra vientos y turbulencias. 

sábado, 6 de agosto de 2016

178. Árboles de Juncalillo: El Pino de Calandria.


                   
De una novela escrita en este pago juncalillense que recoge mucha sabiduría popular, topónimos, hierbas, paisajes, etnobotánica, costumbres campesinas, aflora un texto que hace referencia al origen de un pino.

Una preciosa leyenda hecha realidad dispara la imaginación y se transforma en este frondoso Pino de Calandria que preside el paisaje de este barrio de El Retamar y el valle de Madrelagua...

Del buche de una paloma abatida por un cazador surgen semillas y piñones que , plantados, dan lugar a dos hermosos ejemplares de pinos canarios, hechos de pura mística y poesia vegetal de esta tierra.

La duda sobre la verdad o leyenda de esta historia recogida por Pablo Artiles en 1966 en su "Las campanas son de bronce"  (ésta es su segunda edición) la despeja nada menos que el mismísimo Charles Darwin.

Su "Origen de las especies" recoge una parte de sus estudios sobre evolución donde experimenta con semillas transportadas por palomas en sus buches como uno de los modos de colonización vegetal de islas oceánicas.

¡¡Naturaleza¡¡

Su observación nos vincula a todos, agricultores y científicos, doctos y legos,... tan solo se requiere curiosidad innata y afán por experimentar...


177. Ofrenda hortícola para Ciri y Olgui.

Un pequeño homenaje para ellos desde ese trozo de tierra de La Jurada donde crecieron.

Impulso de su tierra por alcanzarles en el cielo, esta pequeña ofrenda hortícola sacaría una sonrisa a Olgui y quedaria encantada por esas habas que eran una golosina para ella.

A Ciri seguramente le pareciera poco y exigiría más dedicación y echaria en falta piñas, calabacines y otras verduras que debieran estar ahí también.

Para nosotros, esta ofrenda que le presentamos es nuestro desvelo por mantenerlos presentes, por seguir compartiendo el día a día con ellos en el recuerdo y devolverles todo el esfuerzo y cariño que emplearon en enseñarnos a sobrevivir.


sábado, 7 de mayo de 2016

176. PAISAJE, TODOS ACTORES…O VICEVERSA.

 (Fuente: http://patrimoine-environnement.fr/)

De científicos ignorantes y pastores ilustrados. De párrocos sensibleros y urbanitas vehementes.  De prácticos poetas y agropecuarios soñadores. De inmigrantes permanentes y residentes estacionales.

En el paisaje cabemos y participamos  todos. Un mismo fenómeno admite cientos de interpretaciones y todas caben en el espacio y el tiempo de un paisaje que cambia.
Lo que se hizo ayer que hoy parece disparate... lo que se ejecuta hoy  y que mañana quizás lo entiendan como tal.

 El paisaje no requiere  de médicos. No es un paciente de hospital. Todos tenemos la función y el poder de curar el paisaje y de ser curados por él.
Para el paisaje, valen tanto los informes científicos más eruditos  como las emociones aparentemente más irracionales.
Un mismo hecho, un mismo lugar, una misma melodía, pueden interpretarse y escucharse de modos muy divergentes.
La prisa y el dogma no caben en el loci donde la evolutio lo transforma todo tarde o temprano.

Desde el insecto más amenazado hasta la hierba más invasora, desde el ser humano más vehemente al más contemporizador, tienen su principio y su fin en el tiempo del paisaje.

Para cada uno de nosotros, el paisaje es nuestro castillo, él es  el que guarda nuestra intimidad más externa.
Todos tenemos el mismo derecho para abrir y cerrar sus puertas y ventanas, para quitar o poner el tranco, para barrer o amontonar en cualquiera de sus esquinas nuestros conocimientos,  emociones, daños, alegrías…

Por eso no participo de dogmas.
Veo al campesino que domestica su tierra con la misma cordialidad que al senderista que evita pisar las hormigas y se maravilla de su existencia o al científico que se afana en descubrir y proteger sus secretos más guardados...

Todos participamos en el paisaje. Todos sembramos y recogemos. Todos tenemos derechos y deberes con él. Por eso nadie puede arrogarse competencias exclusivas en su gestión. Por eso hay que respetar y hacerse respetar.

Por eso, hoy más que nunca, debemos entre todos reconstruir, dignificar y hacernos valer  de aquellos órganos y entidades con capacidades de decisión sobre el paisaje que nos permitan a todos hablar y ser escuchados. Sin insultos pero también sin soberbias.

martes, 29 de marzo de 2016

175. DE SVENSSON A SVENTENIUS. EN BUSCA DEL ORIGEN.

Mar y Murtra. Salitre mediterráneo y aroma de mirto. Un jardín en el litoral del Maresme que se forja en menos de 100 años. En 1920 eran terrenos de cultivo de viñas en pendiente y garrigas en los cantiles.
Hoy acoge un tesoro de más de 3000 especies botánicas que van desde ejemplares del mundo subtropical al templado y mediterráneo. Desde el karroo sudafricano a los matorrales californianos, desde los palmetum americanos a los tabaibales macaronésicos.
En sus costas y rocallas se juntan bloques de hierbas, arbustos, árboles, palmas, dracaenas, Cordylines, araucarias, almácigos chinos, pinsapos andaluces con zingiberaceas escondidas en una especie de recreación de una pequeña selva tropical.
Palmas como Jubaea chilensis tienen troncos que no los puede abarcar un humano. Y unas extrañas compuestas californianas se mezclan con las cerrajas canarias...
Nada mas entrar a través del edificio Karl Faust, diseñado por el arquitecto noucentista Goday tapizado por glicinias y ficus trepadores, nos recibe una imagen muy querida.
Una rocalla con Tanacetum en flor, granadillos, verodes canarios, siemprevivas, dragos, lotus, retamas grancanarias... engalanan uno de los paseos dedicados al pater botanicus canariensis.

Antes de su transformación latina en Sventenius, Eric Svensson se ensoleró como jardinero y botánico en estas huertas del Mediterráneo. Miradores, plazas y senderos recuerdan a los distintos hacedores de este Jardí, sueño de Karl Faust.

Entre los botánicos Font Quer, Cuatrecasas, Braun-Blanquet, Pau, Palau i Verdera, Bahi.. Entre los arquitectos paisajistas Zenon Schreiber, Guillermo Narbehaus, Miguel Aldrufeu- discípulo de Rubió i Tudurí-y, entre los jardineros Avelio Rabassa..
También Margalef estuvó en el lugar y un ideario romántico recorre algunos lugares con poemas de Goethe, guiños a Epicuro y el Templete dedicado a Linneo...
Es un jardín abigarrado y denso por zonas. Crecen suculentas de Sudáfrica, extraños áloes gigantes que graduan sus formas y colores, desde sus bases de hojas resecas a sus grandes hojas espinosas y suculentas que van desde el naranja a los tonos verdes claros.
Un enramado paseo donde los muros se tapizan con un ficus cuasi leñoso, Ficus pumila, con higos de tonos violetas que sobresalen entre la maraña de hojas, conduce a una pequeña selva subtropical con bananas, zingiberaceas, palmas tropicales entre las que destaca una espectacular Jubaea chilensis y que bordean dos pequeños estanques con flora acuática. Ahí en medio ejemplares de Monstera deliciosa, costillas de Adán, resaltan entre tamices de clivias en flor..

En ese maremagnum verde, algunas Cordyline florecidas aromatizan el recinto. Semele gayae y pelagornios floridos bordean uno de los muretes.
Allí en medio un pequeño busto homenajea al mecenas del jardín Carl Faust
Hay pies de árboles majestuosos como la Araucaria bidwilli o el Cupressus macrocarpa y extraños ejemplares emparentados con la flora canaria como Pistacia chinensis o un Myrsine africana de abigarradas y diminutas flores rojas...

En otro lugar un dosel de troncos de bambúes cierra un tramo del camino creciendo esbeltos y rectilíneos hacia el cielo. El suelo se tapiza con distintos tipos de bulbos donde me sorprenden los olorosos nardos que aún en mi infancia crecían en el jardín de Corvo...
En la sección etnobotánica, salvias, rosmarinos y tomillos olorosos te atraen al igual que los tajinastes azules de Madeira atraen a decenas de abejas que liban de sus flores en este cálido marzo..
El Templete de Linneo, al final de unas escalinatas bordeadas por cipreses te deja ver a su través el mar azul y verde mediterráneo y entre los acantilados de tonos claros de este rincón de la costa brava, un cormorán vuela cerca de las olas y varias gaviotas descansan entre las rocas..

Un yate se bambolea sobre un mar transparente frente a una cala cercana...
Eric Svensson se curtió en este jardin.. Algunos trabajos reflejan mejor su etapa en este lugar (CAMARASA, 2003; GARCIA GALLO (ED.), 2013, etc.) que tuvo un final un tanto azaroso. La guerra civil y el entorno social no lo supieron entender..
El siguiente salto cualitativo en su vida, tanto profesional como espiritual, lo conforma entre los pináculos y agujas cuasi orgánicas del Macizo de Montserrat.
Un espectáculo de caideros, riscales, fugas y paredes verticales donde se insertan como cuñas verdes muestras de un denso bosque mediterráneo, encinares, pinedas y matorrales esclerófilos orientados a todos los vientos  en este fragmento de sedimentos levantado por la orogenia del subsuelo de la cuenca del Ebro..

Cuando desde la autovía se destaca en el horizonte este macizo, como una masa de blancos y verdes con alturas que llegan a los 1200 msnm, atrae con una fuerza mítica..
A medida que te acercas se te elevan a los cielos las geoformas del macizo, sus piesdemontes boscosos y arbustivos te sobrecogen y hasta te imaginas- salvando las distancias y los orígenes- que te encuentras a los pies del macizo de Tamadaba, un particular montserrat canario con sus pinedas y laderas con palmeras....

Mar y montaña, horizontes azules y verdes, elevación espiritual del alma para alguien que como dijera Guillermo de  Humboldt en su visita a este lugar está en busca de su "montserrat" particular y único, ese lugar intimo y personal donde quieres refugiarte para conseguir tus mas elevadas aspiraciones.
Montserrat esconde un reto para ascetas y hombres solitarios. Tierra de penitentes y ermitaños a la búsqueda de una flor secreta escondida entre aquellos farallones. La mística de Montserrat actual se tiene que buscar lejos del Monasterio ...

Hay que perderse por sus senderos, disfrutar de sus rocas caídas, de sus pequeños y diminutos helechos escondidos entre rocas húmedas , del colorido azul de las globularias y del amarillo intenso de algunas de sus genistáceas que recrean un jardín natural que quizás dio ideas para el diseño del Jardín Canario.
Svensson encontró en esa montaña sacralizada por los monjes benedictinos a su otro yo, Sventenius, un hombre surgido de otro hombre, que fue el que después llegó a Canarias.

Más info:

GARCIA GALLO, ED., 2013. El siglo de Sventenius: homenaje en el centenario de su nacimiento (1910-2010).
LÓPEZ RAMIREZ & NAVARRO VALDIVIESO, 2010. Eric Ragnor Sventenius, fundador del Jardín Canario.
CAMARASA, 2010. SVENTENIUS EN CATALUÑA 1934-1943

domingo, 1 de junio de 2014

174. ¡¡Control: Maniobra Loco Iván.¡¡ Finca de Bachicao: Drago trasplantado y muerto.

Porque a veces hay que dar la vuelta sobre los pasos recorridos para ver sus efectos.
Algunos la conocen como la maniobra 'locoIván' y se cita en la magnífica película 'A la caza del Octubre Rojo', protagonizada por Sean Connery. 
Este drago abandonado a su suerte que ayer les mostré  y este otro en la misma zona  que se vió inmerso en una vorágine administrativa sufren al final la misma suerte.
                                                                            
Este drago trasplantado es otro síntoma más de que algo funciona mal en nuestro sistema de prevención ambiental. Se cruzó en el camino del Tramo IV de la Circunvalación. Fue objeto de estudio de la viabilidad de su trasplante. Se realizó el trasplante. 
Y ahí queda eso.


¿Para qué demonios hemos complicado tanto nuestros procedimientos ambientales? Informe de Patrimonio. Informe de Biodiversidad. Plan De Vigilancia. Declaración de Impacto. Apéndice de condicionantes…COTMAC 2003/ COTMAC 2004/ COTMAC 2007…..

¿Para esto? ¿Y ahora a quién le reclamamos?  ¿A quién hay que denunciar? ¿Quién se hace responsable?

Nuestros procedimientos administrativos para la protección de la natura albergan algunos efectos perversos que entre todos deberíamos ya revisar.Todos nos ajustamos a nuestro “ámbito de responsabilidad”: yo, espacios naturales, yo impacto, yo biodiversidad, yo patrimonio histórico….¿De qué organismo, de que administración, de que empresa es la culpa de que un trasplante haya devenido en inviable cuando esa opción no era asumible?

Esos dragos moribundos y muertos que parecen enquistarse en el paisaje insular no debieran anestesiarnos de nuestra responsabilidad social y ambiental.

Para nuestra sociedad, el valor de la naturaleza no puede quedar solo  en papel de Boletín Oficial.

¿Infraestructura natural?   No da igual viva que  muerta.

MAS INFO:
Topónimo Vachicao

sábado, 26 de abril de 2014

173. La Laguna, un alfilerillo y el espíritu universitario.

Fue un momento mágico. Una ventana abierta a través del tiempo que me  devolvió a la cándida adolescencia. También un ejemplo de la verdadera docencia. Y del entorno en que ésta se presenta. La sabiduría de un maestro y la humildad de un alumno.
 http://www.floradecanarias.com/erodium_chium.html
Dio pie a todo esto un viaje a La Laguna, ese lugar sagrado insular donde el paisaje, las calles, las esquinas, las plazas, los árboles, los antiguos profesores y compañeros, los amigos,  guardan secretamente tus paseos y tus años de adolescencia.
Fue un fugaz paseo, un viaje de ida y vuelta como un silbido, una corta caminata a través de La Plaza del Cristo, a la sombra de San Roque, donde todo me pareció  tan familiar como si no hubiese pasado el tiempo.

Llegábamos a la Facultad de Farmacia después de un acto académico un ya maduro profesor de Botánica, 64 años él, y en la acera, al lado de un florido campo de abril  lagunero tres estudiantes, alumnas de Segundo de Farmacia, sonrientes  y angelicales, recogían flores para un herbario.
El maestro, con un talante respetuoso y dulce preguntó qué flor era aquella a la joven que de las tres parecía la líder del trío, una delgada e inteligente muchacha, una niña quizá con 18 o 19 años…

- Un alfilerillo, contestó, por estos frutos que parecen alfileres…. 
- Ah sii… Erodium pertenece al género Erodium …

Y eso fue todo, un leve y casual encuentro entre un maestro y tres alumnos. Un gesto de sabiduría contenida y un ansia de conocer repleto de esperanzas…

Me devolvió a mi cándida adolescencia, a aquel periodo que ahora recreo como feliz, donde un simple alfilerillo de un campo de cultivo lagunero, trascendía su alma de planta de orilla de calle y se transfiguraba en un Erodium de academia, en un nombre repleto de ciencia y tradición, de sabiduría,  para transportarnos y ayudar a moldear una obra de futuro, un hombre o mujer del mañana,  a través de un mundo de ciencia y conocimientos escondidos…

Fue un fugaz encuentro…..pero simbolizó de repente todo lo que encarna el espíritu universitario, dos actitudes positivas, la del alumno y el profesor, la del que crece y la del que se hace humilde a pesar de que ya se las sabe todas….
El respeto y dulzura del maestro, la ingenua, relajada y ya responsable inconsciencia del que quiere aprender y adentrarse en un mundo nuevo…
Ayer, en ese fugaz momento de vida universitaria,  en ese espontáneo acto académico universal e intemporal, volví a admirar  a aquel Pedro Luis educador que ha forjado y entregado su vida –a nosotros, alumnos de Botánica de la 9ª Promoción, nos  dió clase a sus 32 años- para inmortalizarse en esos encuentros…

Norte de Gran Canaria; en el centro el Bco. de La Virgen. 
A la derecha Fontanales  y a la izquierda  Valleseco y Lanzarote.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Compartir