sábado, 6 de agosto de 2016

178. Árboles de Juncalillo: El Pino de Calandria.


                   
De una novela escrita en este pago juncalillense que recoge mucha sabiduría popular, topónimos, hierbas, paisajes, etnobotánica, costumbres campesinas, aflora un texto que hace referencia al origen de un pino.

Una preciosa leyenda hecha realidad dispara la imaginación y se transforma en este frondoso Pino de Calandria que preside el paisaje de este barrio de El Retamar y el valle de Madrelagua...

Del buche de una paloma abatida por un cazador surgen semillas y piñones que , plantados, dan lugar a dos hermosos ejemplares de pinos canarios, hechos de pura mística y poesia vegetal de esta tierra.

La duda sobre la verdad o leyenda de esta historia recogida por Pablo Artiles en 1966 en su "Las campanas son de bronce"  (ésta es su segunda edición) la despeja nada menos que el mismísimo Charles Darwin.

Su "Origen de las especies" recoge una parte de sus estudios sobre evolución donde experimenta con semillas transportadas por palomas en sus buches como uno de los modos de colonización vegetal de islas oceánicas.

¡¡Naturaleza¡¡

Su observación nos vincula a todos, agricultores y científicos, doctos y legos,... tan solo se requiere curiosidad innata y afán por experimentar...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Compartir