jueves, 5 de agosto de 2010

89. Reforestando Doramas.

Bajo el peral de casa crecen gilbarberas y laureles. Nacen al amparo de la pequeña tierra del jardín y algunos sobreviven pese a las continuas talas que a veces realiza Cirilo.
Sus semillas siempre llegan de nuevo transportadas por los encantadores pájaros reforestadores de la laurisilva de Doramas.
video
Olguita sin saberlo premia a estos inquietos mirlos y a las saltarinas pechugitas con pequeños trozos de delicioso queso de las medianías de Fontanales.
A la vez que el jardín de casa también las laderas y andenes de Doramas son reforestados por la avifauna.


Más información sobre dispersión de semillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Compartir