sábado, 28 de agosto de 2010

94. Mis pececillos de plata.

En estos días de agosto, ando revuelto organizando la casa.
La biblioteca ha cambiado de sitio y se ha ido del despacho al salón.
Y en este trajín, han salido de las estanterías varios pececillos de plata de un tamaño aceptable.
No es que sean gran cosa pero he leido que estos tisanuros de vínculos prehistóricos pueden vivir hasta ocho años o más.
Los míos son también unos insectos eruditos, especialistas en medio ambiente y otras lecturas, que quizás hayan visto crecer a mis hijos desde la atalaya de los estantes repletos de libros.Y se me ocurre que podríamos adoptarlos y hasta incluirlos en el libro de familia.
En el Jardín Canario, conocimos a un buho chico, afincado en uno de los laureles del bosque de laurisilva al que bautizamos los jóvenes becarios de entonces como Mefistófeles, siempre circunspecto y dormilón.
¿Cómo bautizaremos a estos pececillos de plata hoy adoptados?
No se me ocurre ahora ningún nombre.
Quizás Despreaux, recordando al colector de plantas de Phillipe Baker Webb podría servir para uno de ellos.
Tambien serviría Bory de Saint-Vincent, viajero y explorador que situó en la Macaronesia el ignoto territorio de la Atlántida
O tal vez Sventenius, para conmemorar el centenario del ilustre botánico sueco.
O quizás..
Bueno, ¡¡se admiten sugerencias¡¡.

martes, 24 de agosto de 2010

93. Opérculos de Astraea rugosa, OJOS DE SANTA LUCIA

A poco que uno se lo proponga, si eres buen observador y vas a la playa de El Confital en Las Palmas de Gran Canaria podrás descubrir y recoger varios de estos bellos “ojos de Santa Lucía” posiblemente de ejemplares fósiles.
Son los opérculos de unas conchas de moluscos marinos del género Astraea o Bolma pertenecientes a una especie (A. rugosa; Syn: Turbo rugosus) que, aparte de valor paleontológico, considerada como abundante desde el Plioceno al Pleistoceno, aún siguen viviendo en los mares canarios en la actualidad.
En muchos de los niveles fosilíferos de la Terraza de Las Palmas cuando afloran por las obras que se realizan en muchos solares aparecen entre otros estos ejemplares de conchas que acabaran en cualquier basurero mientras la ciudad que dio acogida a Charles Lyell en 1854 aún espera que se cree un Gabinete de Historia Natural al estilo del que existió en el siglo XIX.

viernes, 20 de agosto de 2010

92. El milagroso potaje canario de Olguita.


Siempre estaban allí después del “parte” en la radio de las dos de la tarde.
A pesar de trabajar en la tienda desde tempranito, a la hora del almuerzo, después de la pregunta previa y nerviosa de ¿que hago hoy de comer? siempre había preparado un delicioso manjar para toda la familia.
Y era en el potaje canario donde más destacaba la parte más sabrosa de la biodiversidad hortícola y ganadera de Doramas.
Allí, frente a ti se encontraban berros, papas, calabaza,calabacinos, zanahoria, piña, batata, ñame a veces, en una presentación digna del mejor de los bodegones.
Y para acompañar, aquellos trozos de queso duro de las medianías de Fontanales -que a veces se curaban en los cañizos del sótano- y que aún hoy me siguen sabiendo a una especie de turrón con ese sabor tan especial.
¡¡ Asi se entiende la pasión que tenían los pájaros chirreros, las “jusneras” y las pechugitas por entrar hasta los cañizos y picotear ese manjar¡
Otras veces “el conduto” era el gofio amasao, aquel que siempre antes de amasar recibía la bendición en forma de cruz, recuerdo de mi padre de cuando abuela Pancha preparaba en un gran lebrillo, comida para sus 11 hijos allá atrás en La Jurada.
Hoy en día, al igual que en nuestra infancia y adolescencia, Olguita sigue preparando aquel delicioso manjar familiar nacido y criado en las benditas tierras del paisaje de Doramas.

viernes, 13 de agosto de 2010

91. Utetheisa pulchella, una exótica belleza

Siempre la he observado después de un siroco o de fuertes vientos del Este como los de ayer en las islas.
Anoche encontramos en nuestra azotea a esta bella mariposa nocturna Utetheisa pulchella que ya conocia de las aulagas de la Reserva Natural de las Dunas de Maspalomas.
Posiblemente al igual que sucede con numerosos insectos y aves estos vientos secos los arrastran desde nuestro vecino continente y acaban en estas pequeñas insulas.
Migrantes voluntarias o forzadas quizás han dejado atrás todo un paisaje y un paisanaje - como estos del sur marroqui- que, aunque con ciertas semejanzas, difiere mucho de nuestros ecosistemas isleños.
Lamento la mala calidad de las imagenes. Pero la belleza de esta mariposa espero que compense mis limitaciones técnicas.

domingo, 8 de agosto de 2010

90. Evania appendigaster, la avispa parásita-cucarachas

En casa, siempre que algún bicho nuevo entra en escena, la normativa familiar obliga a esperar a determinarla y reconocerla. Después se actúa. Aunque a veces cueste esperar...
Cuando vimos este verano por primera vez este pequeño insecto negro, de menos de 2 cms, revoloteando lentamente en nuestra cocina todos nos alarmamos.
Tenía pinta de avispa de las malas. Pero después de la web-determinación, y descubrir que era una que parasita las puestas (ootecas) de las cucas inyectando un huevo en cada una de ellas -después de pegarse más de media hora perforando la dura pared de la puesta de la cuca - la hemos aceptado como colaborador necesario en el control natural de estos bichos que a veces llegan también a nuestras casas.
Vista de cerca tiene un aspecto robótico con esos ojos compuestos de tonos azul metálico que seguro le servirán para deambular en los más oscuros rincones destruyendo con sus puestas las de esos asquerosos bichos matables – estos sí- portadores de virus, bacterias y todo tipo de maldades psicológicas que son las cucarachas.Esta avispa robótica no es uno de los bichos a los que hay que matar en nuestra casa y hay lugares en que ya se aplican como control biológico de las cucarachas (Ver artículo Vespas contra baratas )
Aunque el otro día en una pastelería, al explicarles estos detalles a una familia que se asustaba cada vez que revoloteaba alrededor de ellos una de estas beneficiosas avispas, – a pesar de que mi hijo trató de impedir mi arranque de educador ambiental en horas fuera de servicio- la señora alarmada contestó: ” ¡¡Vaya, hombre ¡¡ …o sea podría decirse que usted convive con este tipo de bichos en casa¡¡”
“Bueno señora , ¡¡no con todo tipo de bichos¡¡ sólo con algunos , sólo con algunos..” atiné a contestar.

Más info aquí¡¡

jueves, 5 de agosto de 2010

89. Reforestando Doramas.

Bajo el peral de casa crecen gilbarberas y laureles. Nacen al amparo de la pequeña tierra del jardín y algunos sobreviven pese a las continuas talas que a veces realiza Cirilo.
Sus semillas siempre llegan de nuevo transportadas por los encantadores pájaros reforestadores de la laurisilva de Doramas.
video
Olguita sin saberlo premia a estos inquietos mirlos y a las saltarinas pechugitas con pequeños trozos de delicioso queso de las medianías de Fontanales.
A la vez que el jardín de casa también las laderas y andenes de Doramas son reforestados por la avifauna.


Más información sobre dispersión de semillas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Compartir